Lance de Héctor Gutiérrez

Lance de Héctor Gutiérrez

El domingo 18 de Septiembre, se disfrutó de una novillada sin picadores mixta con un mano a mano entre dos firmes promesas y una preciosa novillada de procedencia Torrestrella con el hierro de Isabel Reyna (Manuel Vidrié) para los novilleros Álvaro Sánchez, de la Escuela Taurina de Guadalajara y Héctor Gutiérrez del Citar de Guadalajara.

Abrió cartel el rejoneador Óscar Mota ante un novillo con una bravura espectacular que se creció con el castigo recibido por el de Tarancón. Y en ningún momento evitó la pelea con su enemigo.

Precioso resultó el segundo de la tarde, e impecables hechuras, precioso de capa y con un trapío especial por su gran musculatura, y astifino como el resto de la novillada. Bravura excepcional aunque por el pitón izquierdo tiraba un ligero derrote que había que educar. Álvaro anduvo muy bien con el capote. Extraordinaria soltura en banderillas donde habría que destacar lo pares por los adentros en sus dos novillos. Con la muleta muy bien (anda fácil) dirían los entendidos, pero le faltó sentimiento y no consiguió conectar con el tendido.
Con la espada magistral. Espadazo hasta los gavilanes en el hoyo de las agujas. Oreja.

El tercero, de capa burraco, bragado meano. El más bonito por sus hechuras y cara. Resultó un espectáculo ver en un mismo animal bravura, fijeza, largura en la embestida, motor y transmisión. Héctor Gutiérrez dejó patentes grandes condiciones de valor y artística. Variado, y sobre todo, seguro y ajustadísimo con el capote, siempre cargando la suerte y haciendo un toreo del caro con mucho valor y pureza al alcance de muy pocos. Entrar a matar su prueba a superar. Ovación con saludos. Destacar la importante cuadrilla con la que contó el novillero del Citar, compuesta por los toreros de plata. Marcos Prieto, Jesús Romero y Diego Valladar.

El cuarto, colorao de capa resultó el garbanzo negro del encierro, con más tendencia a tablas. No hubo un acople entre toro y torero. Estoconazo y oreja. Negro fue el quinto,  otro novillo de hechuras de ensueño, animal bravo y noble. Le faltó algo de fuerza que Héctor ya vio en el primer tercio, buena lidia colocando sólo dos pares de banderillas.El torero estuvo muy agusto, relajado, encajado y con un concepto muy puro, siempre cargando la suerte y mucha exposición echando la pierna para adelante y pasándoselo muy arrimado. Pinchazo y media estocada le valió para cortar la última oreja de la novillada.

Paseíllo Bolsín

Paseíllo Bolsín

Al día siguiente, ante una temperatura idónea para la práctica del toreo y media entrada en los tendidos, se celebró la final del VI Bolsin Taurino VillareñoV Memorial Domingo Abad,  se lidiaron cuatro añojos de la prestigiosa ganadería de Manuel Vidrié, bien presentados, variados de capa y de buen juego.

Diego García (Escuela de Colmenar Viejo): Muy voluntarioso, templando la embestida del becerro en la segunda parte del tercio de muleta. Falló con la espada en varias ocasiones. Vuelta al ruedo.

Cristóbal Ramos “Parrita” (Escuela de Arganda).  Nos quedamos con ganas de verle más voluntarioso, ya que en la eliminatoria anterior dejó un gran sabor de boca a todos los asistentes. No por ello pudimos disfrutar de su gran gusto por el toreo. Ejecutó la mejor estocada de la tarde. Oreja.

Jesús García Iglesias (Escuela de Arganda): Faena muy estructurada y mucha entrega del de San Martín de la Vega,  resaltando el buen inicio de faena y el gran final de la misma. Templando en su medida la embestida del becerro. Estocada y descabello que le valió una oreja.

Juan José Villa “Villita” (Escuela de Madrid): Becerrista de gran clase y torería que tuvo sus mejores tandas con la mano izquierda (de gran calidad). Mala suerte con la espada, ya que tuvo que entrar a matar en varias ocasiones.

A la finalización del festejo, el jurado decidió por mayoría otorgar como ganador del bolsín a Jesús García Iglesias.

Finalmente cabe destacar la amable colaboración de las ganaderías de Román Sorando, Pablo Mayoral y Flor de Jara, participantes en el bolsín  que de una manera o de otra han mostrado su confianza y compromiso tanto con las diferentes escuelas taurinas así como con la Asociación Taurina San Isidro de Villar del Olmo.

La Junta Directiva de la Asociación Taurina San Isidro aprovecha estas líneas para agradecer al ayuntamiento  de Villar el Olmo por el esfuerzo realizado y la apuesta por dar un festejo de la máxima calidad. Al ganadero Don Manuel Vidrié, que año tras año muestra su sobrada experiencia, profesionalidad y honestidad en el trato, destacando en la presente edición una novillada muy pareja de hechuras siendo muy atractiva para el aficionado por la variedad de capa y  excelente comportamiento.

Informa: Asociación Taurina San Isidro – Fotos: Francis Magán Blanco