ARGANDA DEL REY (Madrid) Quinta y última de la Feria de Novilladas

Tarde triunfal, de ensueño y para recordar la última novillada de la trigésima edición de la prestigiosa Feria de Novillada de Arganda. 

Vibró la plaza en la faena del último de la tarde, salió por chiqueros un novillo con hechuras de toro que siempre fue de menos a más y que calló en el lote de Carlos Ochoa. El madrileño toreó como los ángeles, roto y muy entregado llevándolo por abajo al extraordinario animal, sobre todo con la zurda en una faena cumbre donde ‘Altamontaña’ se ganó un más que merecido indulto. Colombo volvió a demostrar una vez más que es torero de grandes Ferias. Culminó dos interesantes faenas con sendas certeras estocadas. El mexicano Leo Valadez ofreció un recital de buen toreo con el capote mostrando el oficio bien aprendido.

Con casi lleno, se han lidiado cuatro Novillos de Fernando Peña y uno 4° de El Jaral de la Mira, desiguales de presentación, serios y de variado juego, bueno el 5º. El 6º, número 40, de nombre “Altamontaña, premiado con el indulto.


Jesús Enrique Colombo: Oreja y oreja

Leo Valadez: Ovación con saludos y dos orejas

Carlos Ochoa: Silencio y dos orejas y rabo simbólicos

Incidencias: Se guardó un minuto de silencio en memoria de Miguel Ángel Fernández de la Puebla Ramírez del Pozo "Miguelín de Arganda", torero local fallecido recientemente. Entre las cuadrillas destaco Raúl Ruiz en la brega.