MORATA DE TAJUÑA (Madrid) Octava novillada del XI Certamen La Ribera del Tajuña
Morata de Tajuña culminaba sus fiestas patronales con la penúltima novillada clasificatoria del Certamen La Ribera de Tajuña con un festejo entretenido y accidentado donde los “coquillas” de Antonio Martín Tabernero se adueñaron del coso.
Abrió plaza el rejoneador arancetano Iván Magro con un manso aquerenciado de Navalrosal, la tónica general de su actuación fueron las ganas de agradar y la conexión con el respetable. Al primero le clavó dos rejones de castigo y varias banderillas largas a la grupa pero marró con los aceros. En cuarto lugar volvió a salir otro Nuñez. Fue con este donde Magro llegó al lucimiento dejándose llegar al astado, cerrando actuación con banderillas cortas. Los aceros le volvieron a pasar una mala jugada. Feo gesto de los auxiliadores que en los dos novillos estuvieron encima del novillo mientras el jinete colocaba en el rejón de muerte.
El colombiano José Luis Vega, que pudo pasear algún trofeo pero no anduvo hábil con la espada, tuvo que quedarse en solitario con los cuatro de lidia a pie, su compañero Jorge Martínez fue prendido en el saludo capotero del tercero y no pudo continuar la lidia. Al segundo de la tarde Vega los recibió con dos largas cambiadas de rodillas en el tercio y después dejó buenas credenciales componiendo la figura ligando largas series de naturales, anteriormente el banderillero Héctor Vázquez fue herido en la boca del burladero al salir de un par de banderillas. Ante el tercero, que prendió a su compañero, estuvo firme de nuevo con la zurda rematando con ajustados pases de pecho, tras no acertar con la espada dio un recital con el descabello. Se paró por unos minutos el festejo por estar ocupados los quirófanos. Vuelta al ruedo fue el balance ante el quinto, al que lanceó con soltura resaltando un quite por chicuelinas, invitó al sobresaliente Santiago Espín a realizar un quite. Desorden en el tercio de banderillas cambiando el presidente el tercio con tan solo dos rehiletes clavados, ligó buenas tandas por el pitón derecho. Con el sexto José Luis Vega volvió a echar las rodillas en tierra para recibirlo con una larga cambiada, para seguir se estiró a la verónica. El novillo, bien hecho y cuajado, tuvo ritmo y calidad, lo aprovechó el espada llegando a sentir el toreo con tandas extraordinarias por naturales y varios pasajes por derechazos de bella factura. Faena que tuvo variedad de suertes y que de nuevo no redondeó en la suerte suprema.

Con tres cuartos de entrada, se han jugado dos utreros de Navalrosal, despuntados para rejones, el primero manso y aquerenciado y el cuarto manejable  y cuatro novillos de La Interrogación, encastados y de interesante juego sobresaliendo el extraordinario sexto.

El rejoneador Iván Magro: Vuelta al ruedo por su cuenta en ambos

y los novilleros José Luis Vega (Escuela de Navas del Rey): Ovación con saludos tras aviso, silencio tras dos avisos, vuelta y vuelta

Jorge Martínez (Escuela de Almería): Herido

Incidencias: El banderillero Héctor Sánchez fue prendido al salir de un par de banderillas al segundo novillo  sufriendo una herida de 15cm en la región perianal, pendiente de estudio radiológico se trasladó al Hospital del Sureste. El novillero Jorge Martínez sufrió una fuerte voltereta en el tercer novillo resistiéndose de una puntazo en el muslo izquierdo que recibió el día anterior, no pudo continuar la lidia.