PERALES DE TAJUÑA (Madrid) Quinta novillada del XI Certamen La Ribera del Tajuña, nocturna.

El mexicano Miguel Aguilar el más destacado

El escaso juego de los “santacolomas” de Quintas deslució en gran parte un festejo donde el mexicano Miguel Aguilar paseó el único trofeo de la noche, otro pudo pasear Diego García del quinto de no haber marrado con el acero. 

El toledano Álvaro Alarcón no llegó a centrarse con ninguno de su lote, siempre pendiente de lo que desde el callejón le decían. Si bien dejó algunos pasajes con la derecha sufrió ante el primero varios enganchones, con el otro poco que destacar. 

Diego García anduvo aseado, la faena más destacada fue ante el quinto, el animal se dejó algo por el pitón derecho, ocasión que el de San Sebastián de los Reyes aprovechó para poder lucirse, el final fue por manoletinas. Varios pinchazos emborronaron su actuación. Ante el primero anduvo firme pero sin llegar a redondear ante un astado con pocas opciones de lucimiento. 

El mexicano Miguel Aguilar dejó buenas sensaciones. Una oreja consiguió del tercero después de estructurar una faena con altibajos con pasajes intermitentes de trazo largo destacando al natural. Se gustó por manoletinas y recetó una buen espadazo. Con el sexto anduvo con firmeza y entrega ante un novillo que le llegó a voltearle pero que rápido se repuso. El de Quintas se aquerenció y todo tuvo que hacerlo Aguilar. Faena por ambos pitones donde se lo pasó cerca en el final de faena. 

Con casi lleno, se han lidiado Novillos de Quintas Toros, de correcta presentación y de juego deslucido, sin clase ni raza, 3° y 5° se dejaron algo.

Álvaro Alarcón (Escuela de Toledo): Silencio tras aviso y silencio

Diego García (Escuela de Colmenar Viejo): Vuelta tras aviso y palmas tras aviso

Miguel Aguilar (Citar de Guadalajara): Oreja y silencio tras aviso


Incidencias: Miguel Aguilar sustituía al sevillano Jesús Cuesta, convaleciente aun de una fractura en la cabeza del radio.