MORATA DE TAJUÑA (Madrid) Séptima novillada del IX Certamen La Ribera del Tajuña

Una oreja, y pudieron ser alguna más de no haber marrado con los aceros, se paseó en la séptima de la Ribera del Tajuña, donde el ganadero serrano José González envió dos novillos de nota de un encierro mansito pero manejable.

Abrió cartel el conquense Sergio López quien sorteó en primer lugar un novillo muy deslucido y sin opciones. El que hizo cuarto no tuvo mal fondo y López pudo gustarse desde el recibo rodillas en tierra con una larga cambiada hasta el final de faena toreando largo con la diestra cerrando con ceñidas manoletinas, la espada le privó de un apéndice.

Toreo caro el del toledano Javier Gallardo que dejó una gratísima impresión y credenciales para estar en la final. Muy cuajado, con valor y con el oficio bien aprendido, muestra sentido del temple. Sorteó el mejor lote del encierro y los supo aprovechar con un toreo ligado, suave y limpio.

Víctor Hernández anduvo decidido, ante el tercero lo más destacado fueron varias tandas en redondo rematadas con pases de pecho si bien antes toreó con calidad por el pitón derecho. El sexto ofreció pocas opciones.

Con más de media entrada, se han lidiado Novillos de José González Jiménez, de excelente presentación y juego variado, buenos 2° y 5°.

Sergio López (Escuela de Cuenca): Silencio y silencio

Javier Gallardo (Escuela de Toledo): Silencio y oreja

Víctor Hernández (Escuela de Guadalajara): Silencio tras aviso y silencio