Tarde plena de Diego Ventura hoy en Aranjuez, coronada con cuatro orejas que son la fiel correspondencia a la actuación total del caballero de La Puebla del Río en una tarde marcada por la lluvia. Al primero de ellos lo saludó con Guadalquivir para luego bordar el toreo de costado rebosante de temple con Bronce y, a continuación, clavar al quiebro con exactitud, riesgo y emoción desbordada con Lío. Llovía con intensidad, pero logro Ventura que la gente se olvidara de ello para empaparse sólo de su tauromaquia. Tras las cortas, cobró un rejón entero y rotundo con Remate que le puso las dos primeras orejas de su gran tarde en las manos. Frente al cuarto, otro buen toro de Guiomar al que paró con exquisitez a lomos de Lambrusco. Fue el preámbulo de la cumbre de la tarde: un sensacional tercio de banderillas con Nazarí, Fino y Dólar. Tres caballos que, en sí mismos, definen y condensan buena parte del punto al que ha llegado el toreo de Diego Ventura. Si Nazarí es perfecto, Fino es completísimo y Dólar, la sublimación de la doma. Nazarí es el maestro; Fino, el presente que llena de esperanza el futuro y Dólar, un sueño cumplido. Otro rejón fulminante con Remate le puso el broche a la tarde. Tarde de plenitud de un torero sencillamente cumbre.

Faena de altos vuelos resultó la del primero del lote de Miguel Ángel Perera, ante un buen ejemplar. El pacense dio forma a una excelente faena que emborronó con la espada. Toreó en redondo en varias series de gran belleza por su despaciosidad, hondura y longitud, a las que siguió luego el toreo de mando y poderoso también al natural por ambos pitones. Ante el quinto, volvió a marrar con los aceros después de torear con temple y profundidad, con dos series de derechazos de bello trazo.

Por su parte Cayetano, que venía con gran ambiente tras su importante tarde en Las Ventas la tarde anterior, no tuvo suerte con el tercero, un toro de pocas opciones con el que solo pudo lucirse en el recibo capotero. El flojo cierra plaza tuvo nobleza pero sin llegar a romper. El madrileño ligó varias series de naturales pero el fallo con la espada le privó del trofeo.

ARANJUEZ (Madrid) Tradicional corrida de San Fernando en tarde lluviosa

Con un tercio de entrada, se han lidiado dos toros para rejones de María Guiomar Cortés de Moura, nobles y buenos y cuatro para lidia a pie de Torrealta, bien presentación y de juego dispar, los mejores 2º y 5º.

 Diego Ventura: Dos orejas y dos orejas.

Miguel Ángel Perera: Silencio y silencio tras aviso

Cayetano: Silencio y silencio tras aviso