CHINCHÓN (Madrid) Nocturna. Novillada mixta sin picadores con motivo de Santiago Apóstol.

Tres orejas se pasearon en la novillada nocturna de Chinchón, una por cada espada, balance de un festejo donde el único novillo destacable resultó ser el que hizo segundo.

Abrió plaza el local Aitor Fernández con actitud de entrega ante un novillo con poca clase, el saludo capotero fue vistoso antes de una faena de muleta con actitud y disposición con un final por redondos. El cuarto no le dió opciones, quiso pero no pudo y lo mejor fue meterle la espada. 

La cordobesa Rocío Romero lanceó con gusto al mansito cuarto, anduvo tesonera y consiguió ofrecer por momentos muletazos solventes. El mal uso de la espada emborronó frente al primero de su lote un aseada y compacta faena.

Completó el cartel el becerrista de la tierra Álvaro Chinchón que demostró en el ruedo una buena evolución de su aprendizaje.

Con tres cuartos de entrada, se lidiaron tres Novillos de Hnos. Ruiz Cánovas, 1° desclasado, 2° noble y 4º deslucido, uno 3º de Miguel Candelario, manso y peligroso y un becerro en último lugar de Hnos. Ruiz Cánovas, manejable.

Aitor Fernández: Oreja y ovación con saludos

Rocío Romero: Palmas tras dos avisos y oreja

el becerrista Álvaro Chinchón: Oreja

Incidencias: Se guardó un minuto de silencio en memoria de Iván Fandiño.